Articulos-cafe

Leyenda del café

La historia y el desarrollo de la bebida que conocemos como café es variada e interesante, involucrando sucesos fortuitos, intrigas políticas y la búsqueda de riqueza y poder. Las raíces del café son ampliamente debatidas y como un buen vino, están envueltas en misterio y romance. Hay muchas versiones de cómo esta extraordinaria bebida llegó a ser. No se sabe exactamente cuando la primera persona descubrió los efectos de la planta de café y preparó una bebida a partir de las bayas, pero hay dos historias sobre los orígenes del café. La más famosa y conocida es la leyenda de Kaldi, pastor de cabras en Etiopía. Y la segunda, proviene de un médico árabe llamado Rhazes, que lo menciona como una medicina de alrededor del 900 A.C.

La leyenda cuenta la historia de Kaldi el cabrero, que vivió en Etiopía alrededor del año 300 DC. Se dio cuenta de que después de que las cabras habían estado comiendo bayas rojas de un árbol, estaban vivas y enérgicas hasta tarde en la noche. Kaldi entonces llevó las bayas “mágicas” a un monasterio cercano donde el abad, creyendo que eran obra del diablo, las arrojó al fuego. Esto liberó el aroma del café y las bayas fueron rescatadas rápidamente de las llamas y los monjes aprendieron a hacer café.

Mencionó esto a los monjes del monasterio cercano, quienes desde entonces tomaron las bayas para mantenerse despiertos durante las reuniones de oración nocturnas. Por casualidad descubrieron que las judías podían ser tostadas y que una bebida preparada con las judías tostadas no sólo producía el mismo efecto, sino que sabía mucho mejor. Los monjes consideraban el café como un regalo de Dios, ya que les ayudaba a mantenerse despiertos durante las oraciones. Los granos de café y la bebida hecha con ellos, fueron desde entonces considerados como un lujoso estimulante.

El nombre “café” no proviene de Kaffa (su lugar de origen) sino de la palabra árabe qahwa que significa vino, café o cualquier bebida hecha de plantas. De hecho, cuando el café llegó a Europa a principios del siglo XVII se le llamó “el vino de Arabia”.

Originalmente la planta de café crecía naturalmente en Ethopia, pero una vez transplantada en Arabia fue monopolizada por ellos. Un uso temprano del café tendría poco atractivo hoy en día. La tribu Galla de Etiopía usaba el café, pero no como bebida. Envolvían los granos en grasa animal como única fuente de nutrición durante las incursiones. Los turcos fueron el primer país en adoptarlo como bebida, a menudo añadiendo especias como clavo, canela, cardamomo y anís a la bebida.
El café se introdujo mucho más tarde en países más allá de Arabia, cuyos habitantes lo creían un manjar y guardaban su secreto como si fueran planes militares de alto secreto. El transporte de la planta fuera de las naciones musulmanas fue prohibido por el gobierno. La propagación real del café se inició ilegalmente.

Los árabes originalmente obtuvieron sus granos de café de Etiopía, pero para el siglo XIV habían empezado a cultivar plantas, tomadas durante sus incursiones, en la zona del Yemen. La popularidad del café se vio favorecida por el hecho de que las bebidas alcohólicas están prohibidas por el Corán. Así que el café se bebía en casa y en el qahveh khaneh, el precursor de los actuales cafés o cafeterías.

Algunos cristianos creían que el café era la bebida del diablo. El Papa Vicente III lo escuchó y decidió probarlo antes de desterrarlo. Lo disfrutó tanto que lo bautizó, diciendo “el café es tan delicioso que sería una lástima dejar que los infieles lo usen exclusivamente”.

La primera cantidad de café llegó al mundo occidental a través de los turcos que dejaron varios sacos de granos tras su derrota a las puertas de Viena en 1683. Los austriacos aprendieron rápidamente a tostarlo y a hacer la bebida aromática que servían con pasteles, llamada kipfel, con forma de media luna, en celebración de la derrota de los turcos.
El café se cultiva y se disfruta hoy en día en todo el mundo, y es uno de los pocos cultivos que los pequeños agricultores de los países del tercer mundo pueden exportar de forma rentable.

Café tostado italiano para un auténtico espresso

Café tostado italiano para un auténtico espresso

Una de las cosas que la gente piensa con Italia es el café. De hecho, el café tostado italiano es ...
Leer Más
Cuando el café era una moneda de diez centavos

Cuando el café era una moneda de diez centavos

El mundo cuando el café era un centavo parece tan distante ahora. La turbulencia de los tiempos refleja gran parte ...
Leer Más
4 cosas que hacen una buena cafetería

4 cosas que hacen una buena cafetería

He viajado por todo el país. Y con cada lugar que he visitado, he probado mi bebida favorita, café, en ...
Leer Más

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto. Una cookie se refiere a un fichero que es enviado con la finalidad de solicitar permiso para almacenarse en su ordenador, al aceptar dicho fichero se crea y la cookie sirve entonces para tener información respecto al tráfico web, y también facilita las futuras visitas a una web recurrente. Otra función que tienen las cookies es que con ellas las web pueden reconocerte individualmente y por tanto brindarte el mejor servicio personalizado de su web. Nuestro sitio web emplea las cookies para poder identificar las páginas que son visitadas y su frecuencia. Esta información es empleada únicamente para análisis estadístico y después la información se elimina de forma permanente. Usted puede eliminar las cookies en cualquier momento desde su ordenador. Sin embargo las cookies ayudan a proporcionar un mejor servicio de los sitios web, estás no dan acceso a información de su ordenador ni de usted, a menos de que usted así lo quiera y la proporcione directamente, . Usted puede aceptar o negar el uso de cookies, sin embargo la mayoría de navegadores aceptan cookies automáticamente pues sirve para tener un mejor servicio web. También usted puede cambiar la configuración de su ordenador para declinar las cookies. Si se declinan es posible que no pueda utilizar algunos de nuestros servicios.

Cerrar