Articulos-cafe

Secretos del capuchino: Creando la espuma perfecta

Aquí hay un artículo que cuenta el secreto de crear la espuma perfecta con leche al vapor para hacer un maravilloso capuchino. Como verán, crear la espuma perfecta no es tan fácil como parece…

La mayoría de los lugares que sirven capuchinos en los Estados Unidos no han entrenado a sus baristas en el arte de espumar la leche adecuadamente. La espuma que crean es usualmente una colección de burbujas grandes y sin sabor, que se colocan sobre el café como un merengue.

Con un poco de cuidado, puedes crear una leche al vapor que sea suave como la textura de la crema de afeitar húmeda. ¡Las burbujas serán tan pequeñas que apenas se pueden ver! Así es como debe ser, porque así se mezclará con el espresso, creando una armonía de sabores en lugar de una tapa seca e insípida flotando en la parte superior. Comencemos.

En primer lugar, es importante empezar con la leche fría que acaba de salir de la nevera. Vierta la leche en la jarra humeante hasta que esté casi 13 veces llena. La leche se duplicará o triplicará en volumen después del proceso de espumado. Una jarra de acero inoxidable funciona mejor. Disipará parte del calor, permitiendo más tiempo para infundir aire en la leche antes de que la leche se caliente demasiado.

Para un capuchino casero, tendrás que aprender el arte de crear una espuma perfecta.

También usa un termómetro para llevar la leche a la temperatura correcta de 145 grados. Hay muchos termómetros hechos para este propósito que se enganchan en el lateral de la jarra para mayor comodidad.

La Técnica:

Purgue la varilla de vapor en una toalla húmeda soltando la válvula durante unos segundos. Tenga mucho cuidado de no quemarse, el vapor estará extremadamente caliente. Esta purga sacará toda el agua para que no se meta en la leche.

A continuación, sumergir la varilla en la leche y rápidamente encender el vapor a toda potencia. Evita que la punta de la varilla salga de la leche. Esto causará salpicaduras y creará grandes burbujas sin sabor.

Ajuste la varilla de manera que apunte fuera del centro para que la leche fluya en un movimiento rápido y circular. Mantener este rápido vórtice circulante es vital.

Entonces, baja lentamente la jarra hasta que la punta de la varilla esté justo debajo de la superficie de la leche (manteniendo la circulación). Cuando se oye un silbido, similar al de la fritura de tocino, se ha alcanzado la posición perfecta para que la varilla inyecte aire en la leche.

Intente mantener este ruido sibilante mientras mantiene la rotación de la leche. Tendrás que bajar lentamente la jarra a medida que el volumen de la leche sube para mantener la punta de la varita justo debajo de la superficie.

Manteniendo la leche fluyendo en un círculo rápido, cualquier burbuja grande que se cree accidentalmente se enrollará en la leche y será eliminada. Continuaremos con el vapor hasta que la leche alcance los 145 grados. Tengan cuidado de no calentar demasiado la leche, se escaldará dándole un mal sabor.

¡Eso es más o menos así! Si tienes unas cuantas burbujas grandes, puedes intentar deshacerte de ellas golpeando ligeramente el fondo de la jarra en el mostrador. ¡Sirve inmediatamente y disfruta de la espuma de leche más sedosa que hayas probado!

Una cosa más, ahora que sabes cómo vaporizar correctamente la leche, fíjate en que pocos cafés tienen baristas que se encarguen de este proceso. Muy pocos usan termómetros y terminan escaldando la leche, o dejándola demasiado fría.

La mayoría dejará la jarra ahí sentada mientras la varita sopla en la leche. Algunos usan un movimiento de arriba y abajo, pero esto no hace absolutamente nada para crear pequeñas burbujas aterciopeladas. Lo que se necesita es la acción rodante de la leche.

¡Si encuentras un barista que muestre esta habilidad de espumar leche, entonces quédate con él! Ha sido entrenado y probablemente se enorgullece de lo que hace.

Café tostado italiano para un auténtico espresso

Café tostado italiano para un auténtico espresso

Una de las cosas que la gente piensa con Italia es el café. De hecho, el café tostado italiano es ...
Leer Más
Cuando el café era una moneda de diez centavos

Cuando el café era una moneda de diez centavos

El mundo cuando el café era un centavo parece tan distante ahora. La turbulencia de los tiempos refleja gran parte ...
Leer Más
4 cosas que hacen una buena cafetería

4 cosas que hacen una buena cafetería

He viajado por todo el país. Y con cada lugar que he visitado, he probado mi bebida favorita, café, en ...
Leer Más

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto. Una cookie se refiere a un fichero que es enviado con la finalidad de solicitar permiso para almacenarse en su ordenador, al aceptar dicho fichero se crea y la cookie sirve entonces para tener información respecto al tráfico web, y también facilita las futuras visitas a una web recurrente. Otra función que tienen las cookies es que con ellas las web pueden reconocerte individualmente y por tanto brindarte el mejor servicio personalizado de su web. Nuestro sitio web emplea las cookies para poder identificar las páginas que son visitadas y su frecuencia. Esta información es empleada únicamente para análisis estadístico y después la información se elimina de forma permanente. Usted puede eliminar las cookies en cualquier momento desde su ordenador. Sin embargo las cookies ayudan a proporcionar un mejor servicio de los sitios web, estás no dan acceso a información de su ordenador ni de usted, a menos de que usted así lo quiera y la proporcione directamente, . Usted puede aceptar o negar el uso de cookies, sin embargo la mayoría de navegadores aceptan cookies automáticamente pues sirve para tener un mejor servicio web. También usted puede cambiar la configuración de su ordenador para declinar las cookies. Si se declinan es posible que no pueda utilizar algunos de nuestros servicios.

Cerrar