Consejos

7 cosas que le pasan a tu cuerpo cuando comes demasiadas proteínas

Un escaneo de la tienda de comestibles y está claro: nuestra cultura está obsesionada con las proteínas. Desde el pudín y la mezcla para panqueques hasta la leche y el yogurt, casi todo ha sido bombeado con una dosis extra del nutriente.

La proteína ayuda al crecimiento muscular, previene el hambre y ayuda a la pérdida de peso, por lo que esta revolución culinaria puede parecer algo bueno. Pero aunque nos encanta el macronutriente, consumir demasiado puede tener graves consecuencias para la cintura y la salud.

Trágicamente, Meegan Hefford, de 25 años de edad, murió al parecer de una sobredosis de proteínas en junio de 2017, según el sitio australiano Perth Now . Los médicos descubrieron finalmente que la combinación de una sobredosis de proteínas y suplementos de culturismo junto con un diagnóstico de trastorno genético raro, el trastorno del ciclo de la urea (UCD), que impedía al cuerpo del culturista descomponer el exceso de proteínas, fue la causa de la muerte.

Mientras que sólo una de cada 8.000 personas sufren de DCU, todos pueden sufrir efectos negativos en la salud por consumir demasiadas proteínas. ¿Qué es demasiado? Bueno, la regla general es que usted debe consumir alrededor de 0.45 gramos de proteína por libra para los hombres y 0.35 gramos de proteína por libra para las mujeres – si usted es resedentario (las recomendaciones de consumo de proteína varían según el nivel de actividad). Por lo tanto, si usted es una mujer sedentaria de 150 libras, no debe consumir más de 52,5 gramos de proteína en un día. ¿No estás segura de cómo se ve eso? Echa un vistazo a nuestra lista de alimentos con más proteínas que un huevo para tener una mejor idea. Y ahora sigue leyendo para descubrir las cosas raras y aterradoras que le ocurren a tu cuerpo cuando comes demasiadas proteínas!

Podrías destrozar tus riñones

Cuando se come un filete, una pechuga de pollo o cualquier otra fuente de músculo, también se toma nitrógeno, que se encuentra naturalmente en los aminoácidos que forman las proteínas. Cuando consumes una cantidad normal de proteína, excretas el nitrógeno – no hay daño, no hay falta. Pero cuando usted come una tonelada de la materia, sus riñones tienen que ir en exceso para deshacerse de todo el nitrógeno extra, explica Cassie Bjork, RD, LD de Healthy Simple Life. “A corto plazo, esto no es dañino para la mayoría de las personas. Pero si usted hace una dieta alta en proteínas por mucho tiempo, podría estar incrementando su riesgo de daño renal,” advierte.

Estarás seco

¿Sabes todo el nitrógeno extra del que te acabamos de hablar? No sólo puede causar estragos en tus riñones, sino que también puede dejarte sediento. La razón: “Las altas cantidades de nitrógeno son tóxicas. Por eso, para mantenerse seguro, el cuerpo utiliza fluidos y agua para expulsarlo, lo que puede dejarte con sed”, explica Bjork. Aumentar la ingesta de agua puede contrarrestar los efectos.

Tu aliento se vuelve maloliente

Muchas personas que consumen muchas proteínas lo hacen porque están reduciendo los carbohidratos. Y cuando estás en una dieta baja en carbohidratos, el cuerpo recurre a la grasa almacenada para obtener energía. Aunque esto puede ser algo bueno para tus abdominales (al menos al principio), no es tan bueno para tu aliento. “Cuando no comes suficientes carbohidratos, el cuerpo quema grasa y proteínas como combustible. Lo hace mediante un proceso llamado cetosis. Desafortunadamente, las cetonas tienen un olor horrible que no puede ser enmascarado por el cepillado o el uso del hilo dental”, dice la dietista registrada Isabel Smith. Reducir la dosis diaria de proteínas y aumentar los carbohidratos puede remediar el problema, así como duplicar la ingesta de agua.

Ganarás peso

Una dieta alta en proteínas y baja en carbohidratos puede ayudar a que los kilos de más peso salgan volando inicialmente, pero en realidad puede causar un aumento de peso a largo plazo, según un estudio español. Para llegar a este hallazgo, los investigadores pidieron a más de 7,000 participantes del estudio que llenaran cuestionarios sobre sus hábitos alimenticios en el transcurso de seis años. Tras analizar los datos en busca de puntos en común, encontraron que los que llevaban dietas ricas en proteínas tenían un riesgo 90 por ciento mayor de ganar más peso que los que comían menos. ¿Cuánto más peso? El diez por ciento de su peso corporal, o alrededor de 15 libras para una mujer de 150 libras. ¡Vaya!

Empacarás en Flab

No sólo aumentarás de peso, sino que la mayor parte del peso será en forma de grasa. ¿Sabes esos abdominales que tanto te costó descubrir? Dales un beso de despedida. Cuando ingieres más proteína de la que tu cuerpo necesita – muchos expertos dicen que 30 gramos es el máximo que tu cuerpo puede manejar por comida – la proteína extra probablemente se almacenará como grasa, mientras que el exceso de aminoácidos simplemente se excretará. Nuestro consejo: Reduzca las proteínas y llénese con algunos de estos alimentos baratos que destapan sus abdominales.

Podrías morir antes

Según un estudio en Cell Metabolism que siguió a miles de adultos durante casi 20 años, aquellos que consumen una dieta rica en proteína animal tienen cuatro veces más probabilidades de morir de cáncer que aquellos que siguen una dieta baja en proteínas. Y otros hallazgos respaldan el hallazgo: En otro estudio citado por WebMD de miles de personas, los investigadores encontraron que los que hacían dieta rica en proteínas tenían un riesgo 66 por ciento mayor de muerte durante el período de estudio que los que comían menos proteínas. Así que, adelante y conformémonos con ser promedio. En serio!

Sentirás náuseas

Cuando se consumen demasiadas pechugas de pollo, batidos de proteínas y huevos, las enzimas digestivas no pueden seguir el ritmo de todas las proteínas que se ingieren, dice Bjork. “Esto puede provocar indigestión y náuseas. Aligerar la ingesta de proteínas debería aliviar su estómago tembloroso”, añade. ¿No está seguro de con qué reemplazar sus comidas ricas en proteínas? Estos complejos carbohidratos son todos saludables.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto. Una cookie se refiere a un fichero que es enviado con la finalidad de solicitar permiso para almacenarse en su ordenador, al aceptar dicho fichero se crea y la cookie sirve entonces para tener información respecto al tráfico web, y también facilita las futuras visitas a una web recurrente. Otra función que tienen las cookies es que con ellas las web pueden reconocerte individualmente y por tanto brindarte el mejor servicio personalizado de su web. Nuestro sitio web emplea las cookies para poder identificar las páginas que son visitadas y su frecuencia. Esta información es empleada únicamente para análisis estadístico y después la información se elimina de forma permanente. Usted puede eliminar las cookies en cualquier momento desde su ordenador. Sin embargo las cookies ayudan a proporcionar un mejor servicio de los sitios web, estás no dan acceso a información de su ordenador ni de usted, a menos de que usted así lo quiera y la proporcione directamente, . Usted puede aceptar o negar el uso de cookies, sin embargo la mayoría de navegadores aceptan cookies automáticamente pues sirve para tener un mejor servicio web. También usted puede cambiar la configuración de su ordenador para declinar las cookies. Si se declinan es posible que no pueda utilizar algunos de nuestros servicios.

Cerrar