Consejos

Todos los edulcorantes añadidos populares – ¡clasificados!

De todos los factores posibles para el aumento de la prevalencia de enfermedades metabólicas como la obesidad y la diabetes de tipo 2, el azúcar añadido -de la que consumimos una media de 32 cucharaditas al día – y los alimentos procesados tienen los objetivos más grandes y brillantes a la espalda. Gracias a un aumento desesperadamente necesario de la conciencia pública sobre el tema, las protestas resultantes de los estadounidenses han obligado a la industria alimentaria a tomar medidas. (Y porque, en una Guía de Alimentación primero, el Departamento de Salud y Servicios Humanos de los EE.UU. hizo una recomendación para que los estadounidenses no consuman más del 10 por ciento de las calorías diarias provenientes de azúcares agregados). Como resultado, los fabricantes de alimentos están luchando desesperadamente para encontrar reemplazos.

Por un lado, tienes el movimiento anti-carbo, anti-calórico y anti-azúcar.

Su principal problema es que cuando consumimos demasiada azúcar, hace que nuestra azúcar en la sangre se dispare y se estrelle (lo que nos hace desear más comida – más rápidamente), que nuestros cuerpos construyan una resistencia a la insulina (por la cual ya no podemos metabolizar apropiadamente el azúcar, almacenándola en cambio como grasa), y en última instancia hace que ganemos peso rápidamente. Su solución consiste en sustituir los azúcares por edulcorantes artificiales y alcoholes de azúcar. Dado que estos edulcorantes estimulan las señales de sabor dulce sin que el cuerpo los descomponga, permiten que los productos mantengan un sabor atractivo sin ensanchar calóricamente la cintura ni aumentar los problemas de salud. (Así que piensan¦)

En el otro lado, tienes el movimiento natural basado en las plantas.

Su principal problema es que la comida es demasiado procesada y artificial. Es debido a que los azúcares añadidos son refinados en su forma más simple que ganamos peso con tanta facilidad; cuando estos azúcares añadidos son extraídos de sus fuentes (por ejemplo, la fructosa de la fruta), carecen tanto de su fibra, que ayuda a retardar la digestión, previniendo los picos de glucosa en la sangre, los picos de insulina y el daño al hígado, como de sus beneficiosos antioxidantes, vitaminas esenciales y minerales – lo que realmente los convierte en “calorías vacías”. Por lo tanto, si va a endulzar sus alimentos, debe utilizar productos en su forma natural o los que se producen naturalmente, para que conserven sus atractivos nutrientes. Pero sólo porque estos edulcorantes sean naturales no significa que sean alimentos saludables.

Ambos tienen razón cuando se trata de los males de los edulcorantes añadidos, ¿pero cuál es la mejor solución? Sigue leyendo para averiguarlo.

Cómo los clasificamos

Peinamos los estudios, examinamos los perfiles nutricionales y consultamos a la nutricionista Isabel Smith, MS, RD, CDN, para determinar nuestros factores de clasificación. Resulta que no son sólo las calorías vacías las que deben preocuparnos. Aquí estaban nuestras pautas:

Fructosa

Los expertos han especulado que el aumento de la ingesta de fructosa de los estadounidenses -que nuestro cuerpo convierte en grasa y compuestos inflamatorios con mayor facilidad que con la glucosa- es la causa del aumento equivalente en los índices de trastornos metabólicos. Y eso es sin importar si está ligada al azúcar de caña o libre en el jarabe de maíz de alta fructosa. Incontables estudios en humanos han demostrado que altas dosis de fructosa pueden resultar en resistencia a la insulina, colesterol y triglicéridos altos, acumulación de grasa en la barriga y presión arterial elevada – en tan sólo 10 semanas – porque nuestro hígado es el único lugar donde nuestro cuerpo puede metabolizar la fructosa. Por esta razón, los edulcorantes se acoplaron para obtener mayores porcentajes de fructosa.

Índice glicémico

El índice glucémico (IG) es una medida de la medida en que un alimento eleva los niveles de glucosa e insulina en la sangre. Los edulcorantes con alto índice glucémico elevan estos niveles, inundando el cuerpo con más azúcar de la que puede utilizar, lo que a su vez estimula el almacenamiento de grasa. El consumo de edulcorantes de alto índice glicémico con demasiada frecuencia puede provocar el deterioro del mecanismo de regulación de nuestro organismo, lo que, según los estudios, conlleva un mayor riesgo de resistencia a la insulina, enfermedades cardiovasculares, diabetes de tipo 2 y estrés oxidativo inflamatorio. Aunque se dedujeron algunos puntos cuando un edulcorante tenía un IG alto, Smith explica que si se consumía el azúcar con un artículo que tiene grasa, proteína o fibra, se reducía fácilmente la respuesta del IG en el cuerpo, por lo que ponemos menos peso en esta medida.

Otros factores

Los edulcorantes que tenían una mayor intensidad de dulzura fueron premiados con algunos puntos ya que se necesitarían en un volumen menor para alcanzar la misma dulzura deseada, lo cual, según Smith, es una gran ventaja. Este también era el caso si un edulcorante tenía beneficios adicionales para la salud, como micronutrientes y antioxidantes, así como si un edulcorante era menos refinado. Por otro lado, cualquier azúcar que contribuyera negativamente en términos de digestión, salud intestinal o posible contribución al cáncer tenía puntos deducidos.

Lo mejor

Estos edulcorantes tienen niveles moderados de fructosa, sólo afectan moderadamente su índice glucémico, y algunos incluso proporcionan minerales y antioxidantes – pero eso no significa que usted deba buscar edulcorantes para obtener esos nutrientes. Sólo piensa en ello como una ventaja. Y recuerde, incluso si un edulcorante está listado como un “mejor”, no significa que pueda comer más de él. Sólo significa que si vas a usar un edulcorante, te recomendamos que uses éste. Consumir demasiada azúcar añadida – así como carbohidratos refinados – puede aumentar el riesgo de obesidad, diabetes tipo 2, hipertensión arterial, apoplejía, enfermedades cardíacas e incluso cáncer. Así que independientemente de cualquier beneficio potencial para la salud, asegúrese de usar todos estos edulcorantes con moderación.

Sorbitol

Tipo de azúcar: Alcohol del azúcar

Índice glicémico: 4

Smith nos dice que los alcoholes de azúcar pueden tener un gran impacto negativo en cosas como el gas y la hinchazón porque sólo se digieren parcialmente antes de que se muevan a través de tu tracto digestivo. Sin embargo, tienen el beneficio adicional de no ayudar en las caries como el azúcar. El sorbitol es un alcohol de azúcar natural que se encuentra en muchas frutas de hueso y algunas bayas. No tiene cero calorías como otros alcoholes de azúcar (alrededor del 60 por ciento del azúcar), pero debido a que tiene una baja tolerancia digestiva y carece de dulzor, terminará necesitando más de él para lograr el dulzor deseado, lo que significa que tiene un mayor riesgo de los efectos secundarios laxantes del alcohol.

Xilitol

Tipo de azúcar: Alcohol del azúcar

Índice glicémico: 12

El xilitol es un alcohol de azúcar que se puede encontrar en los chicles y que se encuentra de forma natural en las fresas, los hongos y otras frutas y verduras, y que se extrae más comúnmente de la pulpa de un abedul. A diferencia del azúcar real, los alcoholes de azúcar no fomentan las bacterias que causan las caries. Muchos estudios han descubierto que el xilitol puede reducir el riesgo de caries y de caries dental que se asocia a un alto consumo de azúcar, y otros estudios muestran que puede mejorar la densidad ósea, lo que sugiere que puede desempeñar un papel en la prevención de la osteoporosis. Desafortunadamente, como muchos alcoholes de azúcar, tiene una baja tolerancia digestiva, y puede causar efectos secundarios similares a los de un laxante en altas dosis.

Erythritol

Tipo de azúcar: Alcohol del azúcar

Índice glicémico: 0

El beneficio del eritritol es que no causa los mismos problemas digestivos que otros alcoholes de azúcar. Debido a que se encuentra de forma natural en muchos alimentos que los humanos han consumido durante milenios – uvas, peras, melones e incluso setas – nuestro sistema digestivo está familiarizado con él. Es un poliol popular y bajo en calorías que se encuentra naturalmente en los alimentos que han sido consumidos por los seres humanos durante miles de años. Enormes puntos por no tener ningún efecto en nuestros niveles de glucosa en la sangre y por no proporcionar la fructosa que induce a la grasa en el vientre. Además, el eritritol es un poliol antioxidante, por lo que ayuda a reducir el estrés oxidativo en el cuerpo mediante la eliminación de los radicales libres.

Luo Han Guo – Extracto de fruta de monje

Tipo de azúcar: Azúcar natural

Índice glicémico: 0

Aunque Smith recomienda evitar los edulcorantes sin calorías, da el visto bueno a los edulcorantes naturales como la stevia y la fruta del monje. Luo Han Guo también se llama fruta de monje debido a su cultivo histórico por los monjes en China. Se ha consumido durante varios cientos de años, habiéndose utilizado como edulcorante y como remedio herbario tradicional; sin embargo, no ha sido bien probado a través de la investigación. Este edulcorante de alta potencia es unas 200 veces más dulce que el azúcar, por lo que se utiliza menos cuando se añade a los alimentos. Esta fruta también está llena de antioxidantes en vitaminas, lo que la convierte en una mejor opción si se trata de edulcorantes sin calorías.

Stevia

Tipo de azúcar: Azúcar natural

Índice glicémico: 0

La estevia se deriva de una planta nativa de América del Sur. Se ha demostrado que ayuda a reducir la presión arterial y a nivelar el azúcar en la sangre, lo que la convierte en una excelente forma de darle sabor al café. Muchos expertos han especulado que debido a que los edulcorantes artificiales no activan la liberación de hormonas de saciedad, pueden llevar a las personas a comer en exceso en su próxima comida. Sin embargo, un estudio en la revista Appetite encontró que eso podría no ser cierto. La investigación demostró que, tanto si se estaba sano y magro como si se era obeso, beber una taza de té endulzado con azúcar común y corriente hacía que los participantes comieran más de 300 calorías más a lo largo del día que los que consumían stevia. Además, la stevia ayudó a minimizar los picos de glucosa e insulina en la sangre después de la comida. Tenga cuidado con la cantidad que está usando, la ingesta diaria aceptable establecida por la FDA no es más de 9 paquetes.

Azúcar de palma

30 Impactantes predicciones sobre alimentos para 2020
Aquí están las tendencias alimenticias del 2020 que verán en el nuevo año ...
Leer Más

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto. Una cookie se refiere a un fichero que es enviado con la finalidad de solicitar permiso para almacenarse en su ordenador, al aceptar dicho fichero se crea y la cookie sirve entonces para tener información respecto al tráfico web, y también facilita las futuras visitas a una web recurrente. Otra función que tienen las cookies es que con ellas las web pueden reconocerte individualmente y por tanto brindarte el mejor servicio personalizado de su web. Nuestro sitio web emplea las cookies para poder identificar las páginas que son visitadas y su frecuencia. Esta información es empleada únicamente para análisis estadístico y después la información se elimina de forma permanente. Usted puede eliminar las cookies en cualquier momento desde su ordenador. Sin embargo las cookies ayudan a proporcionar un mejor servicio de los sitios web, estás no dan acceso a información de su ordenador ni de usted, a menos de que usted así lo quiera y la proporcione directamente, . Usted puede aceptar o negar el uso de cookies, sin embargo la mayoría de navegadores aceptan cookies automáticamente pues sirve para tener un mejor servicio web. También usted puede cambiar la configuración de su ordenador para declinar las cookies. Si se declinan es posible que no pueda utilizar algunos de nuestros servicios.

Cerrar