Consejos

6 fuentes furtivas de moho en su dieta

Mirando en un microscopio, podrías confundir el moho con uno de tus ingredientes favoritos para la ensalada: el hongo. A pesar de su reconfortantemente familiar apariencia magnificada, todos sabemos que el moho no es algo para ser comido. Sin embargo, incluso si usted diligentemente desecha los productos caducados y tira los alimentos que crecen en cualquier cosa blanca, verde o borrosa, podría estar ingiriendo moho sin siquiera darse cuenta – y puede enfermarlo terriblemente. El consumo de toxinas de moho se ha relacionado con todo, desde reacciones alérgicas leves a graves hasta intoxicaciones alimentarias que revuelven el estómago. Aquí, revelamos algunas fuentes ocultas de las esporas.

Pan – que no parece mohoso

Todos lo hemos hecho antes: vimos una rebanada de pan cubierta de moho, la tiramos y usamos las rebanadas de abajo para hacer un sándwich. Pero de acuerdo con la FDA, si hay moho en una pieza de pan, es probable que todo el lote esté contaminado, incluso si se ve bien a simple vista. ¿Cómo puede ser eso? El moho tarda un tiempo en aparecer físicamente, y cuando finalmente lo hace, es una señal de que sus raíces y toxinas han invadido todo el producto y la evidencia física pronto le seguirá. Tu mejor apuesta es tirar todo el pan y comprar uno nuevo.

Cajas de jugo

Si le sirve a sus hijos cajas de jugo sin conservantes, tenga en cuenta que podrían estar albergando líquido fermentado empapado en moho verde viscoso, aunque no esté cerca de su fecha de caducidad. De acuerdo con la USDA, los alimentos procesados sin conservantes corren un alto riesgo de desarrollar moho, lo cual tiene sentido; los conservantes se usan para evitar que los alimentos se echen a perder. El problema es que los fabricantes de jugos han descubierto que a los padres les encanta la idea de dar a sus hijos una caja de bebidas que esté hecha sin conservantes, por lo que muchas marcas los dejan fuera. Aunque a mamá y papá les guste la idea, los padres que descubrieron moho dentro de las bolsas de Juicy Juice y Capri Sun de sus pequeños después de que sus hijos se quejaran de que sus bebidas tenían un sabor raro no estaban muy contentos. Como explica Capri Sun en su sitio web, se pueden desarrollar agujeros microscópicos en la caja de jugo después de que sale de la fábrica, lo que permite que el aire se filtre en la bolsa y genere moho. ¡Qué asco! Aunque Capri Sun ha cambiado el envase para que sea transparente en la parte inferior, para permitir a los padres comprobar si hay moho antes de que sus hijos empiecen a beber, no todas las marcas han seguido el ejemplo. Para evitar los hongos, sirve a tu pequeño el jugo de una taza o vaso para sorber.

Bayas

Las frambuesas, moras y arándanos están llenos de polifenoles – poderosos químicos naturales que pueden ayudarle a perder peso – así que definitivamente no le vamos a sugerir que los elimine de su dieta. Pero mastica con precaución; estos tipos de bayas tienen centros huecos, por lo que es muy fácil que el moho haga un hogar en la ranura sin que te des cuenta. Antes de poner la fruta en su boca, los geoquímicos de la USDA sugieren cortarlas por la mitad y examinar la fruta en busca de hongos.

Cereal

Una cantidad potencialmente insegura de hongos causantes de enfermedades llamada micotoxinas está probablemente al acecho en su cereal favorito a base de trigo y maíz. Si eso no es lo suficientemente aterrador, está llegando a los estantes de los supermercados sin ser detectado. ¿Cómo es posible que esto ocurra? Aunque el gobierno tiene límites en las cantidades de toxinas de moho en los cultivos de cereales, estas regulaciones no tienen en cuenta algo llamado micotoxinas enmascaradas, un subgrupo de hongos inofensivos que se convierten en una variedad potencialmente dañina una vez ingeridos. Si bien los efectos biológicos aún no se comprenden del todo, los investigadores creen que es necesario modificar las reglamentaciones para incluir esta forma de moho, ya que contribuye a la toxicidad general de los alimentos. También observan que los alimentos que contienen poco menos del límite legal de micotoxinas podrían muy bien exceder la cantidad legal una vez que las formas enmascaradas se incluyan en los cálculos de seguridad. La buena noticia es que, al tirar los cereales a la calle, se puede mejorar la salud en más de un sentido. Optar por huevos con proteínas o avena saciante, ambos te acercarán a tus objetivos de pérdida de peso.

Subproductos de la carne de vacuno

Esas molestas micotoxinas de las que acabamos de hablar no sólo están en los cultivos de cereales, sino que también se encuentran en las carnes y productos lácteos que provienen de las vacas que consumen los cereales. El maíz, otro alimento común para las vacas criadas convencionalmente, es a menudo una fuente de la aflatoxina del moho. El ganado criado para su carne puede ser legalmente vendido para el consumo, incluso si tiene hasta 300 partes por billón de esta cepa. Opte por productos cárnicos orgánicos y alimentados con pasto para reducir su exposición a estas toxinas y aumentar su dosis de antioxidantes, omega-3 y oligoelementos.

Frijoles – Si te hacen musical

Si tu cuerpo no digiere felizmente los frijoles por sí mismo, ya sabes de lo que estamos hablando, podrías estar tentado de alcanzar cierta píldora domadora del estómago. Aunque los frijoles no son una fuente de moho, estás ingiriendo una tonelada de esa cosa si estás tomando pastillas de Beano para evitar el gas y la hinchazón provocada por tu chile vegetariano. El principal ingrediente de la medicación es la enzima alfa-galactosidasa, y está hecha de un moho llamado aspergillus niger. Aunque es raro, la Agencia de Protección Ambiental dice que su ingestión puede causar problemas de salud como el asma en poblaciones sensibles.

30 Impactantes predicciones sobre alimentos para 2020
Aquí están las tendencias alimenticias del 2020 que verán en el nuevo año ...
Leer Más

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto. Una cookie se refiere a un fichero que es enviado con la finalidad de solicitar permiso para almacenarse en su ordenador, al aceptar dicho fichero se crea y la cookie sirve entonces para tener información respecto al tráfico web, y también facilita las futuras visitas a una web recurrente. Otra función que tienen las cookies es que con ellas las web pueden reconocerte individualmente y por tanto brindarte el mejor servicio personalizado de su web. Nuestro sitio web emplea las cookies para poder identificar las páginas que son visitadas y su frecuencia. Esta información es empleada únicamente para análisis estadístico y después la información se elimina de forma permanente. Usted puede eliminar las cookies en cualquier momento desde su ordenador. Sin embargo las cookies ayudan a proporcionar un mejor servicio de los sitios web, estás no dan acceso a información de su ordenador ni de usted, a menos de que usted así lo quiera y la proporcione directamente, . Usted puede aceptar o negar el uso de cookies, sin embargo la mayoría de navegadores aceptan cookies automáticamente pues sirve para tener un mejor servicio web. También usted puede cambiar la configuración de su ordenador para declinar las cookies. Si se declinan es posible que no pueda utilizar algunos de nuestros servicios.

Cerrar