Nutricion

Dieta para intolerantes a la fructosa

La fructosa es un azúcar simple que se encuentra en las frutas y algunas verduras, así como en los alimentos procesados y algunos edulcorantes. Cuando el cuerpo no puede procesarla, se habla de intolerancia a la fructosa.

Esta condición requiere un plan de dieta estricto en el que se elimine cualquier fuente de este azúcar simple, por lo que es importante saber cómo identificar los alimentos que lo contienen y cómo pueden ser sustituidos para llevar una dieta equilibrada que cumpla con los requisitos nutricionales. Adecuado.En caso de que usted padezca este trastorno y esté buscando una dieta para personas con intolerancia a la fructosa, ha venido al lugar adecuado ya que en este artículo le explicaremos todo en detalle.Por supuesto, lo mejor es que antes de ponerlo en práctica consulte a su médico si efectivamente es compatible con su condición.

Diferencia entre la intolerancia y la malabsorción de la fructosa

Aunque a menudo se habla de que ambas afecciones son iguales, la realidad es que son incorrectas. La intolerancia a la fructosa es una enfermedad genética causada por la deficiencia de una enzima llamada fructosa alosa-1, 6-bisfostato, mientras que la malabsorción de la fructosa tiene que ver, como su nombre lo indica, con la falta de absorción por las células intestinales.

En el primer caso, el tratamiento consiste en eliminar las fuentes de fructosa de la dieta diaria, mientras que en el segundo, se trata más bien de restringir la ingesta de los alimentos que la contienen.

Alimentos permitidos

Cuando se diagnostica la intolerancia a la fructosa , lo primero que hay que hacer es identificar qué alimentos están permitidos y cuáles no, en función de su contenido en fructosa:

  • Lácteos: yogur natural, leche en polvo sin fructosa, crema natural, quesos frescos y curados.
  • Carne, pescado, mariscos y huevos: todo lo que sea natural y fresco, sin ningún tipo de procesamiento?
  • Grasas: mantequilla, margarina, aceites vegetales, mantequilla.
  • Verduras y verduras: espinacas, escarola, brócoli, setas, apio, acelgas, alcachofas, patatas viejas, lentejas, endibias, coliflor, calabacín, col, espárragos, calabaza, garbanzos, judías blancas, rojas y negras, patatas nuevas, nabos y rábanos.
  • Frutas y jugos: Aguacate, limón, semillas de girasol o calabaza, jugo de limón o de lima.
  • Cereales: arroz, maíz, tapioca, cebada, centeno, trigo, avena y productos elaborados a partir de ellos sin adición de fructosa, sacarosa o sorbitol.
  • Edulcorantes: los que no contengan fructosa, sorbitol o sacarosa. También glucosa, lactosa, aspartamo, sacarina, ciclamato y jarabe de maíz.
  • Postres: galletas caseras o helados preparados con glucosa. Caramelos o postres sin fructosa, sacarosa o sorbitol.

Dieta semanal

Sin embargo, siendo sólo un ejemplo, se recomienda que sea un médico especialista quien, después de hacer el diagnóstico respectivo, dé las indicaciones pertinentes para seguir un régimen apropiado para esta condición.

Lunes

  • Desayuno: un vaso de leche y 5 galletas caseras.
  • A media mañana: Jamón de York, pavo y queso fresco
  • Comida: coliflor al vapor con patatas, tortilla de setas y perejil.
  • Cena: crema de espinacas.

Martes

  • Desayuno: un vaso de leche y dos panes crujientes con mantequilla.
  • Media mañana: 40 gramos de pan con jamón y queso.
  • Comida: ensalada de pasta y lomo a la parrilla con pepino fresco
  • Cena: espinacas con patatas. Brochetas de rape a la parrilla con setas

Miércoles

  • Desayuno: tostada con 14 cucharaditas de aceite de oliva, una loncha de queso fresco y un vaso de leche.
  • A media mañana: té o infusión.
  • Comida: crema de espárragos, besugo en sal con patata asada.
  • Cena: guisantes hervidos con patatas y tortillas de perejil.

Jueves

  • Desayuno: una tostada con mantequilla y un yogur natural.
  • A media mañana: un puñado de semillas de girasol.
  • Comida: ensalada verde y carne de vaca al horno.
  • La cena: Coliflor salteada con jamón y pollo con patata asada.

Viernes

  • Desayuno: un vaso de leche y dos panes crujientes con mermelada casera o sin fructosa.
  • A media mañana: una galleta casera
  • Comida: una porción de vegetales asados con humus de pepino y apio. Pavo asado acompañado de acelgas.
  • Cena: carpaccio de rábano con pepino y tortilla de patatas sin cebolla.

Los menús de cualquiera de los días anteriores se repiten el sábado y el domingo.

Alimentos a evitar

La dieta de las personas con intolerancia a la fructosa debe cumplirse en su totalidad, ya que el abuso de productos o alimentos con este tipo de azúcar puede ser muy perjudicial:

  • Lácteos: batidos, yogures de frutas o saborizados, leche condensada y bebidas de soja.
  • Carne, pescado y mariscos: cualquier alimento cárnico procesado industrialmente, patés, jamón dulce y salchichas de Frankfurt.
  • Grasas: mantequilla de maní y aderezos comerciales para ensaladas.
  • Verduras y verduras: zanahorias, coles de Bruselas, cebollas, remolachas, cebollinos, maíz dulce, tomates, batatas, pimientos, berenjenas, judías verdes y verduras o vegetales procesados.
  • Frutas y jugos: cualquier tipo de fruta o compota, excepto las que el médico recomiende según el nivel de intolerancia.
  • Cereales: germen de trigo, pan integral, cereales con azúcar o miel añadida, muesli, harina de soja, salvado.
  • Edulcorantes: fructosa, sorbitol, sacarosa, miel, jarabe de maíz, azúcar de mesa, jarabe de arce, melaza, azúcar de frutas, levulosa.
  • Postres: dulces, galletas, pastelería industrial, bollería dulce, pastelería o helados comerciales, incluyendo los que dicen en la etiqueta que son “ligeros”, “dietéticos” o adecuados para personas con diabetes.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto. Una cookie se refiere a un fichero que es enviado con la finalidad de solicitar permiso para almacenarse en su ordenador, al aceptar dicho fichero se crea y la cookie sirve entonces para tener información respecto al tráfico web, y también facilita las futuras visitas a una web recurrente. Otra función que tienen las cookies es que con ellas las web pueden reconocerte individualmente y por tanto brindarte el mejor servicio personalizado de su web. Nuestro sitio web emplea las cookies para poder identificar las páginas que son visitadas y su frecuencia. Esta información es empleada únicamente para análisis estadístico y después la información se elimina de forma permanente. Usted puede eliminar las cookies en cualquier momento desde su ordenador. Sin embargo las cookies ayudan a proporcionar un mejor servicio de los sitios web, estás no dan acceso a información de su ordenador ni de usted, a menos de que usted así lo quiera y la proporcione directamente, . Usted puede aceptar o negar el uso de cookies, sin embargo la mayoría de navegadores aceptan cookies automáticamente pues sirve para tener un mejor servicio web. También usted puede cambiar la configuración de su ordenador para declinar las cookies. Si se declinan es posible que no pueda utilizar algunos de nuestros servicios.

Cerrar